Inicio

   Eventos      y Seminarios

Artículos Publicaciones

    Informes      de Prensa

Libros Cursos CD Interactivos Certificados Internacionales Contáctenos E.mail

Prevención del Crímen

Hipervínculos Enlaces

 

 

Esfuerzo constante de E.U. para terminar con esclavitud moderna

29 de octubre de 2003

 

Washington -- A principios de octubre de 2003, John R. Miller, director de la Oficina de Vigilancia y Combate de la Trata de Personas, del Departamento de Estado de Estados Unidos, viajó al extranjero para observar los desafíos y logros relacionados con el esfuerzo de Estados Unidos para terminar con la esclavitud moderna en todo el mundo. En cada lugar buscó la oportunidad de conversar con las víctimas, así como con representantes de las organizaciones no gubernamentales (ONGs) que prestan ayuda básica a las víctimas y educan a otras, y con los funcionarios de policía y de gobierno imprescindibles para erradicar el movimiento transnacional de trabajadores forzados.

El 21 de octubre, Miller habló con el Servicio Noticioso desde Washington sobre sus visitas de trabajo a Holanda, Grecia, Suecia, Rusia, India y Tailandia, así como sobre lo que caracterizó como "recientes hitos" en el esfuerzo de Estados Unidos para acabar con la trata de personas.

Veterano partidario de los derechos humanos y experimentado funcionario público, Miller dijo que la oportunidad de hablar, durante sus viajes, con las víctimas de la trata de personas, le dejó grabada una profunda impresión.

"Se pueden leer las estadísticas -- esta oficina estima entre 700.000 y 900.000 la cifra de personas traficadas por año, y hay otras organizaciones con estimados aun más elevados. Aunque se puede leer todos los informes de esta oficina, es con las víctimas con quienes se puede llegar a comprender este horror", dijo Miller.

"Conversé con una joven mujer checa", recordó. "Vivía en la República Checa, con una hija de dos años y con un matrimonio malo, y un 'amigo de la familia' le dijo que podía tener una vida mejor en Holanda, trabajando en un restaurante. El 'amigo' la puso en contacto con otro checo, que la llevó hasta Holanda, junto con otras tres o cuatro muchachas. Fueron entregadas a un tratante holandés, que las llevó a un prostíbulo".

"Cuando ella rehusó prostituirse le dijeron que 'tendrás que hacerlo si quieres que siga viva tu hija que está en la República Checa'. Ella lo hizo, día tras días atendiendo a hombres. El tratante le dijo que tenía que pagar sus deudas. El otro incentivo era que si 'realmente trabajaba mucho' podría traer a su hija para vivir con ella. Pudo lograr traer a su hija. Viviendo en un apartamento que costaba el doble de lo que le había dicho el tratante, trabajaba de noche y regresaba en la mañana para llevar a su hija a la escuela. Pronto comenzó a pensar en el suicidio, a pensar en matarse y matar a su hija", dijo Miller.

"Luego en mi viaje conocí a una muchacha de Laos, que a los 10 u 11 años fue entregada para trabajar en una fábrica de bordados en Bangkok. Obligada a trabajar jornadas diarias de 12 a 15 horas, no recibía salario. Se rebeló y fue encerrada en un cuarto y el hijo del dueño de la fábrica le disparó balines en la mejilla. La mojaron con productos químicos, y tiene cicatrices en todo el cuerpo. Y ella es una de las que tuvo suerte, pudo librarse. Hubo un allanamiento y ahora está en un buen albergue en Tailandia. Tuvo el coraje de participar en un juicio muy publicitado. Hoy, a los 14 años, está estudiando, pero también se sigue sometiendo a cirugías plásticas. Nunca olvidará todo eso", dijo.

Además de revelar las tragedias personales que ocultan las cifras de la trata de personas, esas conversaciones demostraron las diversas manifestaciones de la esclavitud. "Ya sea que se hable sobre la industria del sexo o el trabajo en fábricas, país rico o economía en desarrollo, es esclavitud. Nuestras conversaciones se centraron en el hecho de que estas víctimas proceden de cualquier otro lugar, nunca del pueblo natal. Son las víctimas de la brutalidad y de la codicia", afirmó Miller.

Trabajar en busca del cambio

En septiembre de 2003 en su informe anual ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el presidente Bush destacó la crisis oculta a causa de la trata de personas. "Fue el primer líder mundial en plantear el tema a ese nivel de la atención internacional", dijo Miller, agregando que las declaraciones del presidente en la ONU son una indicación importante de la determinación del gobierno de Estados Unidos de poner fin a la esclavitud dentro del país y en el extranjero.

Miller describió varios otros hitos recientes en el empuje de Estados Unidos para acabar con la trata de personas. Ellos incluyen el pedido de Bush, a principios de 2003 -la Orden Ejecutiva 13257--que exige a las agencias del gobierno de Estados Unidos sumen sus esfuerzos y capacidad para terminar la trata de personas y ayudar a las víctimas. "Esta es una tarea de la que se encarga de coordinar la Oficina de Vigilancia y Combate a la Trata de Personas, del Departamento de Estado de Estados Unidos", explicó Miller. "Nuestra oficina tiene una modesta cantidad de fondos, 10 millones de dólares, para apoyar programas en el extranjero para la prevención, educación, aplicación de la ley y enjuiciamiento.

"En total la ayuda anual del gobierno de Estados Unidos para los programas en el extranjero es de casi 55 millones de dólares, la mayor parte de la cual se canaliza por las organizaciones no gubernamentales. En mi criterio, las ONG han sido las líderes en este esfuerzo", añadió Miller. Además de vincular recursos, espera que las políticas de coordinación entre las diversas agencias del gobierno federal resulten en un proceso unificado y simplificado para ayudar a las asociaciones con las ONG.

Informe Anual de Estados Unidos Sobre la Trata de Personas

Otro hito importante, de acuerdo a Miller, ocurrió pocos meses antes de que el Departamento de Estado emitiera su tercer Informe Anual sobre Trata de Personas. "Por primera vez, en conjunción con el informe de junio de 2003, los países cargarían las consecuencias --algún tipo de sanción por parte de Estados Unidos-- por su falta de acción para enfrentar el problema. Lo que vimos en los meses que precedieron al informe fue una notable aumento en la disposición de las naciones para aplicar medidas fundamentales, como las leyes contra la trata de personas, capacitación policial y educación pública", dijo.

Miller considera que el efecto combinado de las consecuencias conocidas, un incremento en la atención pública, la vergüenza y el apoyo especial a los programas de reforma, contribuyeron todas a elevar a 10 de los 15 países en la Fila 3 al estatuto de Fila 2, lo que significa que esos 10 países hicieron avances importantes para resolver la trata de personas.

Hoy, casi el 70 por ciento de los países con un problema documentado (lo que Estados Unidos define como 100 o más personas llevadas o enviadas para hacer trabajo esclavizado) están en la Fila 2, como define la ley de Estados Unidos.

"Una mayoría de países en el mundo hoy están mucho más atentos al problema, y comienzan a hacer esfuerzos. Pero una mayor parte del mundo ni siquiera está cerca de cumplir las siete normas, señaladas en la página 15 del informe, que se requieren para que cualquier nación mantenga su estatuto en la Fila 1. El Congreso de Estados Unidos está considerando revisar la ley, tal vez dividir la Fila 2 para aumentar el reconocimiento a los esfuerzos y recursos dispuestos para el combate contra la trata de personas, aunque no estoy seguro que ello vaya a ocurrir este año", dijo Miller.

En una explicación más detallada Miller dijo que los "países de la Fila 2 se distinguen por los 'esfuerzos importantes' que hacen. Una interpretación que le damos es que los 'esfuerzos importantes', o el avance que un país ha hecho, no significa lo mismo cada año. La barra sube año tras año. Por ejemplo, una vez vigente la legislación contra la trata de personas nos fijaremos en la evidencia de que las investigaciones y procesos se aplican activamente. Seguiremos trabajando en base de gobierno a gobierno y con nuestros asociados en las ONG para plantear estrategias y planes que se precisan para lograr cambios".

Con una figura clara sobre los recursos financieros de Estados Unidos, una mejor experiencia y dirección, Miller confía en que Estados Unidos mantendrá el impulsó para ayudar a las fuerzas dedicadas a terminar al comercio de esclavos de hoy.

Más información, en inglés, sobre la Orden Ejecutiva 13257, que define la trata de personas y presenta la política de Estados Unidos en relación a ello, puede encontrarse en la Internet, en el sitio http://usinfo.state.gov/gi/Archive/2003/Jun/10-239581.html

(El Servicio Noticioso desde Washington es un producto de la Oficina de Programas de Información Internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos. Sitio en la Web: http://usinfo.state.gov/espanol/)

 

U.S. Inter Affairs  - Volver a la página principal -

Estimado Lector; Si nos ha localizado a través de un motor de búsqueda en internet y desea obtener más información:

Por favor copie la dirección de nuestra página principal y visítenos.. Será bienvenido...!

http://www.interamericanusa.com/

Para enviar sus comentarios, por favor escribir a nuestra dirección: info@interamericanusa.com